Richard Stallman, el software libre y el tecnotroskismo elitista

Richard Stallman o RMS como más popularmente se lo conoce estuvo una vez más en argentina. Invitado por universidades que buscan difundir su propuesta de conocimiento colaborativo y el espíritu copyleft, esta vez se dedicó a difamar la entrega de netbooks a los chicos por parte del plan conectar igualdad, y derramó el vaso pidiendo que lo suspendan si no se realizaba exactamente según sus cánones, afirmando que estaba implementado por gente deshonesta y malvada.

A pesar de lo que algún despistado piense, RMS no es un fundamentalista del atraso tecnológico o un propalador de la filosofía del “todo tiempo pasado fue mejor”. Al contrario, es programador y disfruta del software, sólo que entiende que éste no debe ser cerrado sino que tiene que cumplir algunos cánones para que sea verdaderamente productivo: libertad de usarlo, estudiarlo, modificarlo y redistribuirlo, modelo que sintetiza el linux.

Sí, escuchó bien, es programador, quiere decir que lo que promueve es software. No, no, tranquilo, no leyó mal, es así: promueve linux pero no quiere que les regalen las netbooks donde correrlo a los pibes que no tienen oportunidad de comprar una, transcribo para más datos:

En una charla a estudiantes y público general en la capital de
Misiones, Stallman, uno de los fundadores del software libre, en
declaraciones emitidas en Informativo FARCO afirmó que “algún día hace
falta luchar por la libertad. En Argentina ese día es hoy. Porque el
estado argentino presta computadoras con Windows a los chicos en el
programa Condenar Maldad. En las clases les exigen usar Windows,
imponen usar Windows. Es un programa dañino”. El referente del
software que puede ser usado, copiado y modificado, a diferencia del
software privativo, continuó asegurando que “es la peor cosa que
podría hacer en informática un estado, es lo que está haciendo. La
comunidad de software libre no sabía reaccionar con todo el enojo
posible, pero es lo que hace falta. Porque hace falta cambiar o
eliminar ese programa. Sería mejor no hacer nada el estado no debe
nunca distribuir un programa privativo. Es actuar con injusticia. El
estado tiene que respetar la libertad del pueblo, no debe nunca
distribuir un programa privativo al pueblo”.

Para los que no lo conocen, RMS fue el iniciador del movimiento de software libre y linux, programador, político yanqui y predicador laico bajo el nombre “san iGNUcio”. Es un fundamentalista del software libre y su aplicación en todos los órdenes de la vida, aunque como toda religión, suele ser más lo que se fanfarronea que lo humanamente posible de cumplir. Un altamira informático siempre anotado en el divisionismo del movimiento del software libre, un tecnotrosquista que permanentemente destila acidez contra todos los que se apartan de la línea rectora de su iglesia laica en mundo informático. También heredero de un carriotismo discursivo que esta vez dedicó sin el más mínimo decoro a uno de los pocos estados que lo convoca a debatir sobre su tema.

RMS no es, claro, profeta en su tierra. Su país no piensa en adoptar el software libre como política de estado, no imagina algo semejante al Plan Conectar Igualdad para los excluídos, sus universidades no lo tienen como referente ni aún invitado. A pesar de su intrascendencia natal, ha logrado juntar una secta de admiradores incondicionales en cada lugar del mundo que visita y por lo tanto este generoso “crisol de razas” no es la excepción. A ellos les habla cuando pretende pontificar en nuestra tierra sobre lo que aún no logró implementar en la suya, con esa soberbia de los imperiales viene a despreciar nuestro humilde plan CI.

Lo más raro es que en su visita anterior, cuando Conectar Igualdad sólo entregaba netbooks con microsoft winchot y una versión de linux que por lo horrible parece hecha por bill puertitas, no dijo una palabra. Ahora que traen Ubuntu zapatea como loco el hombre, tanto que pareciera por sus dichos que sólo trajeran winchot y prohibieran instalarle linux.

Uno se pregunta que mal le habrán hecho la gran candidad de entusiastas del software libre argentinos que han logrado cambiar la forma del Conectar Igualdad para incluir el Ubuntu, cuál es la razón de llamarlos flojos y transeros a quienes promueven lo mismo que él, salvo que todo en “en su medida y armoniosamente” como decía el gran general.

Uno se pregunta por qué llamar deshonesto a los funcionarios y políticos del oficialismo y la oposición que buscan equilibrar el software privativo que imponen el mercado laboral con el software libre que promueve el estado.

Uno se pregunta por qué detener un plan que implica increíbles avances pedagógicos dejando a algunos pibes con netbooks y otros no, sería más justo. Uno se pregunta qué sentido tiene el software libre si miles de pibes no tienen ni computadoras ni teléfonos inteligentes para correrlo.

Uno se pregunta sobre qué análisis estadístico, investigación de campo, análisis científico se basa su afirmación que el plan CI reprime a los pibes que quieren usar el linux que les dan. Y porqué sus súbditos locales no le evitaron el papelón de desconocer que la aplicación del programa es provincial como las escuelas, más allá del alcance de CI que sólo entrega las herramientas y capacita.

Uno se pregunta por qué su fundamentalismo no le impide dar notas a periodistas que delante de su cara usan grabadores en mp3 que es un formato no libre, por qué concede entrevistas a La Nación cuyos servidores web corren con microchot windows, pero es incapaz de reconocerle ni una virtud a la entrega de 3 millones de netbooks con linux a pibes secundarios.

Uno se pregunta cómo un pibe que desconoce qué siginifica el software pueda ser “más libre” tecnológicamente que otro que tiene una netbook con linux. Uno se pregunta cómo un programador puede confundir una herramienta con la ética, como si una computadora tuviera vida propia. Uno se pregunta para qué servirá el software libre a aquellos que no tengan donde correrlo, pero no encuentra respuestas.

Es así, simplemente una mezcla de fundamentalismo trosquista y altanería carriotista aplicada al mundo de la tecnología, que invitado generosamente a debatir por quienes a pesar de defender el software libre no comparten todas sus posturas, patea la mesa y sale con una frase para la tribuna de La Nación y el programa tecnológico de TN.

Por suerte el legado de rms es más importante que su egocentrismo. Lamentamos que el personaje se adueñe del intelectual, pero entendemos perfectamente: a pesar de todo es producto de la cultura yanqui. Con la prensa se puede transar porque alimenta el ego y la “competitividad”, en cambio con un plan estatal semejante de un país populista el miedo corroe y hay que dinamitarlo. La democracia del conocimiento asusta, ya el software libre no va a ser un cenáculo de geeks autoiniciados y aislacionistas. Con la tecnología al alcance de todos tendrán que buscar otro culto para diferenciarse de la masa, linux dejará de ser elitista y eso los aterra.

La libertad ídilica que rms y sus acólitos defienden, se opone por el vértice al aluvión de realidades diferentes que promueve la igualdad social, transformando a su paso todo lo que esta nueva libertad va conquistando. Ya nada será igual, y por lo tanto los falsos profetas perderán si quintita.

Así sea…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en conocimiento colectivo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Richard Stallman, el software libre y el tecnotroskismo elitista

  1. José Miguel dijo:

    Es una pena que la forma desvirtué el fondo. Es un “personaje” al cual se le puede odiar y admirar simultáneamente, algo increíble…
    Saludos 🙂

  2. Pingback: Conectar Igualdad: las rupturas, las críticas, los desafíos. | Cimarrón

  3. nacho dijo:

    Che Cimarrón: es increíble que escribas un artículo con argumentos tan flacos, intentando mostrar contradicciones donde no las hay, producto de tu desinformación.

    Como muestra, un botón: “Uno se pregunta por qué su fundamentalismo no le impide dar notas a periodistas que delante de su cara usan grabadores en mp3 que es un formato no libre”: el MP3 no es un formato privativo acá en Argentina, donde no rige un patentamiento (sí: leíste bien, patentamiento) de ideas que permiten aplicar el algoritmo de compresión o descompresión.

    Acá en Argentina el MP3 puede ser utilizado en software libre (y de hecho hay varios softwares libres que lo emplean, como LAME, el cual es utilizado por audacity, audacious, rezound, etc.)

    Así que ahí no hay contradicción alguna. Además, ¿qué contradicción habría en dar una entrevista a un medio que utiliza Windows? Windows está envirusado por todos lados, si no hicieras nada por este motivo, sería muy complicado expandir el software libre. Y esa expansión se hace hablando.

    El Estado expandió el software privativo, envirusó mucho más con WIndows el país en una acción privatizadora de la educación sin presedentes. 3 millones de pibes están ahora encadenados a Microsoft, junto con la educación del país entregada a una empresa privada yanqui.

    Si tuvieras pensamiento crítico y libre, podrías hacer notar esto en vez de escribir artículos sin argumentos sólidos contra militantes coherentes.

    Te dejo un abrazo y te invito a eliminar “winchot”

    Alt + F2

    sudo mkfs.ext3 /dev/sda2

    • Cimarrón dijo:

      No se trata si te cobran o no, sino que es un formato cerrado con licencia restrictiva y además menos eficiente que ogg. Tal vez sea bueno que busques lo que piensa RMS sobre el tema, porque suele suceder que los adoradores de una personalidad son quienes menos prestan atención a su mensaje.

  4. nacho dijo:

    Alt + F2

    gksu mkfs.ext3 /dev/sda2

    eso funcionará mejor 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s