Holocaustos

“Día de la Raza” tenemos que aguantar todavía que se denomine al 12 de Octubre en gran parte del país. El aniversario del saqueo de un continente, la aniquilación de numerosos pueblos, la esclavización de muchos otros y el saqueo del patrimonio cultural de los restantes. Pero en los medios todos se indignan porque un ministro de economía comparó la complicidad periodística hacia el robo de bebés con quienes limpiaban las cámaras de gas en el nazismo. Vale mucho más en su escala un judío asesinado que una familia nativa esclavizada, saqueada, desmembrada y muerta en la tortura. 30 millones de americanos que no valen ni siquiera para “banalizarlos”.

Blanca.

“Día de la Raza Blanca”, ese es el rótulo apropiado, por más que ahora quede mal y parezca chocante. Y si… los argentinos necesitamos recordar claramente que este país tiene dos niveles de ciudadanos, que la integración está pendiente, que en todos los niveles dirigenciales predominan los blancos (exepto tal vez en el sindicalismo y en algunos niveles del fúbol). A pesar de que según estudios científicos el 60% de nosotros tenemos sangre nativa, los “negros” son discriminados, bastardeados y desmerecida su cultura y su cosmovisión. Todos somos “blancos” parece, o queremos serlo…

Porque para poder desarrollarnos como un país verdaderamente integrado a nivel social hay que empezar por reconocer las secuelas del genocidio y la colonización. Y es por eso que el proyecto para llamarlo “Día de la diversidad cultural” suena a poco, porque da una falsa idea de igualitarismo, una idea que nos vendieron en la escuela sarmientina como si todos tuvieramos el mismo estatus social, como si ser jujeño o formoseño fuera lo mismo que ser recoleto o palermitano. Como si fuera lo mismo ser mirtha legrand que ser Luis D’Elía.

Porque el holocausto de hombres, mujeres y niños, de pueblos y culturas que sufrió el continente americano prolonga sus consecuencias hasta el día de hoy. 30 millones asesinados de las formas más crueles por ingleses, españoles, holandeses, italianos y franceses en su propia tierra y con una planificación espantosa. Porque el progreso de europa se construyó con la sangría americana.

“Día de la Raza Blanca” porque es un insulto inenarrable escuchar martillar el mismo 12 de Octubre que el ministro banaliza “El Holocausto”, como si fuera el único y el más importante el que sufrieron los judíos en Alemania. Terrible desprecio por todos nosotros, por nuestro pueblo, por nuestra tierra, por nuestra memoria, por los descendientes de esos pueblos que hoy y aquí aún reclaman el derecho a su tierra y a su cultura.

Para los infernales “El Holocausto” es el nuestro, los demás vienen después porque están lejos y no tienen lazos con nuestra historia, y no tiene ningún tipo de relevancia mayor el judío por sobre cualquier otro, sobre todo cuando el estado que fundaron robando a otros pueblos niega la existencia de otros genocidios como el armenio mientras ejecuta su propia versión posmoderna en palestina.

Estamos esperando que se haga justicia y se devuelva su sentido a las palabras. “Día de la Raza Blanca” para que Holocausto signifique lo que debe ser: el nuestro, nuestro dolor, nuestra deuda, nuestro 12 de Octubre para recordar cada día hasta que se revierta, que los “negros” son los verdaderos discriminados en nuestra tierra: jujeños, salteños, tucumanos, chaqueños, correntinos, bolivianos, paraguayos, peruanos, mapuches, wichís, y más etcéteras. Hacernos cargo de quienes somos y de lo que hicimos…

Llamar “El Holocausto” al judío es un insulto a todos nosotros, una negación de nuestro genocidio, una renuncia a nuestra identidad y nuestra historia. Es mirarnos desde afuera, y mucho peor cuando se apropian del sentido de genocidio, holocausto, discriminación, racismo en una tierra que siempre los recibió con los brazos abiertos y les permitió el progreso social que tienen estos grupos que claramente forman parte de los sectores dominantes.

Es 12 de Octubre y los medios hablan de la “ofensa” a los judíos del ministro de economía. Y nadie hace nada…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en historia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s